Para estos espíritus inmundos no existe el el espacio ni el tiempo al menos como lo concebimos nosotros.

5 jun
Hablaba con una persona de un país latinoamericano que me había contactado para pedirme ayuda y mientras hablaba con el de lo que le sucedía, yo sentía la presencia de “aquello” que le estaba poseyendo, y justo a continuación me dice va a ir a ver quien eres y le contesté lo estoy sintiendo. Le pregunté en latín ¿Cual es tu nombre? sencillamente para que no me contestara la persona con la que hablaba y tras unos momentos de vacilación me contesta el espíritu que le poseía, mi nombre es SAMAEL.


Samael es un ángel caído, se le conoce como el ángel de la muerte, se le acusa de ser el que tentó a Eva, entonces la sedujo y embarazó de Caín. Tengo que decir que algunas de las cosas que se le atribuyen a él, también se les atribuye a otros como Asmodeo y Satanás por eso se aprecia una cierta confusión. Como quiera que sea es un Príncipe de demonios y aparece como acusador, seductor y destructor su nombre en hebreo significa “Veneno de Dios”; se le identifica también con la serpiente y con el deseo carnal. Samael ha sido considerado tanto como malo y bueno, como uno de los más grandes y como uno de los más asquerosos espíritus que operan en el Cielo, en la tierra, y en el infierno.


Desde luego redundando en esta afirmación y por lo que pude hablar con esta persona a la que poseía ocasionalmente, se hace pasar por bueno y le hace creer a la victima que tiene poderes y que esos poderes se los proporciona él.


Yo siempre les digo y para deshacer los engaños que le pregunten si Jesucristo es el Hijo de Dios, cualquier respuesta contraria a la afirmación clara y concisa a esta pregunta pone de manifiesto que estamos ante un espíritu maligno.


Con todo esto he querido poner de manifiesto que por la lucha que llevo contra los demonios y a favor de la liberación de la persona poseída, me resulta fácil detectar la posesión aun estando a miles de kilómetros de separación ya que para esos espíritus no existen las distancias ni el tiempo tal y como lo conocemos nosotros. Y estoy, además, totalmente protegido de ellos por ser cristiano nacido de nuevo y ser Uno con Jesucristo y el Padre en el amor del Espíritu Santo. El ser partícipe de la Santísima Trinidad gracias a Jesucristo me inmuniza totalmente de cualquier demonio.


Por eso cuando le digo a alguien tienes una posesión diabólica, vete a ver al obispo de tu diócesis para que te asigne a un sacerdote exorcista y me responden que le han dicho que vayan al psiquiatra, que no peque, o cualquier majadería clerical, comprenderéis que me enfade no con el poseído ni sus familiares pero si con estos clérigos ignorantes faltos de humildad y que por no realizar un exorcismo de prueba que ponga al descubierto la posesión, prefieren al enviarlos a psiquiatras, condenar a la víctima de por vida a un hospital psiquiátrico o “envenenar” con medicamentos que solo sirven para atontarlos. Esa pérdida de tiempo a lo mejor de años, permite al demonio tomar una posesión sólida en el paciente y lo que hubiera sido una posesión ligera la convierten en una de larga duración desperdiciando un tiempo precioso para su liberación.


A estos clérigos les digo que pecan gravemente por omisión y la falta de caridad cristiana para con estas personas necesitadas lo pagarán caro. Y como decía nuestro amado Jesús: “El que tenga oídos para oír, que oiga”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: